Sauld Ocupacional

Imprimir

Unidad de Salud Ocupacional

El Título Cuarto del Código de Trabajo fue reformado por la denominada "Ley de Riesgos del Trabajo" (N° 6727, del 09 de marzo de 1982) y es el que establece las bases generales para la protección de los trabajadores frente a los riesgos del trabajo. Ese título contempla los derechos y obligaciones de los trabajadores y de los patronos en todo cuanto se refiere a la citada materia y a salud ocupacional.



¿Cuál es la finalidad de la Salud Ocupacional? 



El artículo 273 del Código de Trabajo dispone que "todo lo referente a la Salud Ocupacional" es "de interés público". A su vez, estipula que la "Salud Ocupacional" tiene como finalidad promover y mantener él más alto nivel de bienestar físico, mental y social del trabajador en general; prevenir todo daño causado a la salud de éste por las condiciones del trabajo; protegerlo en su empleo contra los riesgos resultantes de la existencia de agentes nocivos a la salud; colocar y mantener al trabajador en un empleo con sus aptitudes fisiológicas y psicológicas y, en síntesis, adaptar el trabajo al hombre y cada hombre a su tarea."



¿Qué son los Riesgos del Trabajo?



El artículo 195 del Código de Trabajo señala que son los accidentes y las enfermedades que ocurran o puedan ocurrir a los trabajadores, con ocasión o por consecuencia del trabajo que desempeñan en virtud de una relación laboral (trabajo subordinado y remunerado); así como la agravación o reagravación que se derive como consecuencia directa, inmediata e indudable de esos accidentes y enfermedades.



¿Qué es un accidente de trabajo? 


Por su parte, el artículo 196 de dicho Código define el accidente de trabajo como: "Todo accidente de trabajo que le suceda al trabajador como causa de la labor que ejecuta o como consecuencia de ésta, durante el tiempo que permanece bajo la dirección y dependencia del patrono o sus representantes, y que puede producirle la muerte o pérdida o reducción, temporal o permanente, de la capacidad para el trabajo...".


¿Qué es una enfermedad del trabajo?



El artículo 197 del citado Código indica que se denomina "enfermedad del trabajo a todo estado patológico, que resulte de la acción continuada de una causa, que tiene su origen o motivo en el propio trabajo o en el medio y condiciones en que el trabajador labora y debe establecerse que éstos han sido la causa de la enfermedad."



¿Qué tipos de incapacidades puede producir un riesgo del trabajo?



Según lo establece el artículo 223 del Código de Trabajo, las enfermedades o accidentes del trabajo pueden producir al trabajador cualquiera de las siguientes incapacidades:



1. "Incapacidad temporal, la constituida por la pérdida de facultades o aptitudes que imposibilita al trabajador para desempeñar el trabajo por algún tiempo", siempre que sea inferior a dos años (artículos 223 y 237 del Código de Trabajo).



2. "Incapacidad menor permanente, es la que causa una disminución de facultades o aptitudes para el trabajo, consistente en una pérdida de capacidad general, orgánica o funcional, que va del 0,5% al 50% inclusive".



3. "Incapacidad parcial permanente, es la que causa una disminución de facultades o aptitudes para el trabajo, consistente en una pérdida de capacidad general, orgánica o funcional, igual o mayor al 50% pero inferior al 67%".



4. "Incapacidad total permanente, es la que causa una disminución de facultades o aptitudes para el trabajo consistente en una pérdida de capacidad general, orgánica o funcional, igual o superior al 67%".



5. "Gran invalidez; ocurre cuando el trabajador ha quedado con incapacidad total permanente y además requiere de la asistencia de otra persona, para realizar los actos esenciales de la vida: caminar, vestirse y comer."



Derechos del trabajador que sufre un riesgo del trabajo



El artículo 218 del citado Código establece que el trabajador al que le ocurra un riesgo del trabajo tiene los siguientes derechos:



1. Asistencia médico-quirúrgica, hospitalaria, farmacéutica y de rehabilitación.


2. Prótesis y aparatos médicos que se requieran para corregir deficiencias funcionales.


3. Prestaciones en dinero que, como indemnización por incapacidad temporal, permanente o por la muerte, se fijan en el código.


4. Gastos de traslado, en los términos y condiciones establecidos en el reglamento del código.


5. Gastos de hospedaje y alimentación, cuando el trabajador, con motivo del suministro de las prestaciones médico-sanitarias o de rehabilitación, deba trasladarse a un lugar distinto de la residencia habitual o lugar de trabajo. Por vía de reglamento se fijará la suma diaria que por estos conceptos debe entregarse al trabajador, la que será revisada cada año.
Cuando el Instituto Nacional de Seguros disponga de centros propios, destinados a ese efecto o contrate dichos servicios en lugares adecuados para ello, podrá sustituir esta prestación en dinero, ubicando a los trabajadores en ellos. En ambos casos, el trabajador deberá someterse a los requisitos de conducta que su estado exige. Si no lo hiciere justificadamente, la institución no tendrá responsabilidad por las agravaciones que puedan surgir como consecuencia directa de la conducta del trabajador."



6. Readaptación, reubicación y rehabilitación laboral que sea factible otorgar por medio de las instituciones públicas, nacionales, especializadas en esa materia, o extranjeras, cuando así lo determine el ente asegurador o, en su caso, lo ordene una sentencia de los tribunales.



¿Qué debe hacer un trabajador para reclamar indemnizaciones por un riesgo del trabajo?



El trabajador al que le ocurra un riesgo del trabajo debe seguir los siguientes pasos:



1. Obtener dictamen médico final del Instituto Nacional de Seguros (artículos 260 y 261).


2. Si no está conforme con ese dictamen final, debe gestionar verbalmente o por escrito, su revisión ante la Junta Médica Calificadora de Incapacidades para el Trabajo (artículo 261).


3. Si el trabajador no está de acuerdo con el dictamen de la citada Junta, o si a partir de su solicitud de revisión han transcurrido quince días sin que dicha Junta lo atienda, puede plantear la demanda correspondiente ante el juzgado de trabajo del territorio donde ocurrió el riesgo, o donde le resulte más favorable. Si la Junta emite dictamen, la demanda debe plantearse dentro del mes siguiente, a partir de su notificación (artículos 265, párrafos primero y segundo, 303 y 461).


4. El juzgado prevendrá al trabajador que debe presentarse ante el Departamento de Medicina Legal del Organismo de Investigación Judicial, para los respectivos exámenes. Si no se presenta, el expediente se archivará provisionalmente; y si en un término de dos años no solicita de nuevo su tramitación, el expediente se archivará en forma definitiva (artículos 265, párrafos 5 y 6).


5. Si el trabajador no está conforme con el dictamen del Departamento de Medicina Legal, podrá apelarlo dentro del plazo de ocho días hábiles, ante el Consejo Médico Forense del Organismo de Investigación Judicial; el cual determinará en forma definitiva el grado de incapacidad (artículo 265 párrafo 7).


6. Si todavía el trabajador no está conforme con lo resuelto por el juzgado, puede apelar la sentencia dentro del plazo de tres días después de su notificación [artículos 402 inciso e) y 500].


7. Si se reúnen los requisitos de cuantía que señale la Corte Plena, incluso podría plantearse el recurso de casación para ante la Sala Segunda de la Corte Suprema de Justicia, dentro del plazo de quince días a partir del día siguiente a la notificación de la sentencia del Tribunal Superior de Trabajo [artículos 402 inciso e), 500, y 556).
 

A continuación encontrará tres documentos: la boleta de Reporte de Accidente, el instructivo para llenar el Reporte de Accidente y la boleta de Solicitud de Servicios Médicos.  

Haga click en los enlaces para descargar el archivo correspondiente